Los Conserjes de Houston en Huelga por Justicia Económica

Mark Vorpahl

Mark Vorpahl 

Haciendo eco de la historia de David vs. Goliat, los conserjes en Houston están en huelga y enfrentándose a corporativos gigantes como JPMorgan, Chase y Exxon Mobile en un esfuerzo para presionar a las compañías de conserjes que los emplean a acceder a las modestas demandas de los trabajadores. Son estas colosales compañías quienes son el verdadero poder detrás de contratistas de limpieza tales como ABM, GCA, ISS, etc. Al hacer huelga contra estos contratistas, y públicamente haciendo objetivo a estos empleadores de los contratistas, los conserjes están usando su poder colectivo en una muestra que tiene gran significado no solo para el Movimiento Laboral si no para todos los trabajadores.

Los trabajadores son miembros del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU, por sus siglas en inglés) Local 1, la cual tiene 3,200 miembros en Houston. Actualmente, el salario de estos trabajadores topa en $8.35 por hora. En promedio, ellos ganan por debajo de los $9,000 al año. El gobierno define la línea de pobreza en un ingreso de $22,314 para una familia de cuatro y $11,139 por un individuo.

Los conserjes están pidiendo $10.00 por hora como salario inicial. En respuesta, los contratistas ofrecieron un aumento de 50 centavos por hora combinados sobre el curso de un contrato de cinco años. Con el creciente costo de vivir en estos tiempos, estos trabajadores se hundirían más en la pobreza si aceptaran esto. La propuesta de los contratistas no fue más que un insulto.

No contentos con simplemente insultar a sus empleados, los contratistas empezaron a respaldar su posición con perjuicios. Los conserjes fueron sujetos a reuniones de audiencia captivas donde sus empleos eran amenazados si ellos participaban en actividades del sindicato. La administración advirtió que llamarían a una auditoria de inmigración si los empleados no se callaban. Aunado a esto, ellos también retuvieron salarios de algunos partidarios del sindicato. Sobre todo, 13 Prácticas de Trabajo Injusto han sido presentadas ante el Consejo Nacional de Relaciones Laborales.

El contrato del Sindicato expiro en Mayo 31. Los conserjes realizaron una serie de manifestaciones y paros de un día laboral a manera de convencer a la administración que hablaban en serio. Sin embargo, debido a que estas acciones no impactan seriamente en las ganancias de los contratistas, no se sintieron obligados a moverse. Consecuentemente, los miembros del SEIU Local 1 no tuvieron más opción que votar por una huelga.

Hay dos características de esta huelga que la hacen excepcional.

Una es como destaca la creciente desigualdad que existe en esta nación y la necesidad de pelear por ello. Houston lidera la nación en el creciente número de millonarios. Las compañías que fueron objetivo de esta huelga, en sus campañas públicas son algunos de los principales jugadores en la elite de grandes empresas. Por otra parte, ni siquiera los medios de comunicación más rabiosos que apoyan a la derecha pueden efectivamente describir a los conserjes como sindicalistas codiciosos. La huelga tiene el potencial de tocar en el creciente descontento en EE.UU. sobre la desigualdad que ayudo a lanzar Occupy así como la ocupación de Madison, Capital de Wisconsin en 2011.

La otra característica excepcional de este forcejeo es el uso de paros laborales y manifestaciones nacionales en solidaridad con los conserjes de Houston. Las huelgas solidarias fueron una de las estrategias utilizadas por la CIO en los 1930s que propagaron su rápido crecimiento. Debido a la efectividad de esta táctica, fue declarada ilegal en 1947 con la aprobación bi-partidista de la Ley Taft-Hartley.

Para sacarle la vuelta a estas rígidas reglas de esta ley laboral esclavista, varios contratos de conserjes de SEIU tienen una “clausula de conciencia”. Esta clausula permite a los conserjes a rechazar a rechazar cruzar la línea de pique en sus áreas de trabajo sin temor a una penalización. Como resultado, líneas de pique han sido colocadas en diversas ciudades en sitios de construcción que emplean conserjes de SEIU, elevando el impacto económico de los contratistas, que están en Houston, a una escala nacional.

Estos contratistas y sus empleados corporativos están organizados para conseguir ganancias a lo largo de EE.UU. Estas ganancias son la única cosa que a ellos les interesa. Mientras que ellos pueden fácilmente manejar una huelga aislada en una ciudad, la táctica de paro laboral solidaria a lo largo de la nación empleada por SEIU es mucho más difícil de contener para ellos. Si los jefes se reúsan a cambiar de opinión, será necesario escalar esta táctica aún más.

Al resaltar el tema de desigualdad y contra atacar a los contratistas con una respuesta a lo largo de la nación que utiliza paros laborales, SEIU está desafiando los límites de la maquina político corporativa. Será necesario romper estos límites para los conserjes de Houston, y todos los trabajadores, para ganar decisivamente.

Actualmente, algunos políticos Democráticos, tales como el Vicepresidente Joe Biden, ha expresado su apoyo a la huelga. Teniendo en cuenta el financiamiento masivo que ambas partes reciben de Wall Street y las políticas pro-corporativas resultantes que ellos persiguen, no debe ser sorpresa que ellos ya sea abandonen o ataquen los temas de mayor importancia para los trabajadores, así que tales discursos como el de Biden tienen la apariencia cínica a favor a las elecciones.

SEIU, y los sindicatos en general, no encontrará una voz nacional al obtener un asiento en la mesa con estos políticos que ignoran o intentan unirse a los forcejeos de los miembros. En su lugar el Labor debe dedicar sus recursos hacia darle poder a sus propios miembros para lugar por sus propias necesidades, sin miedo de ofender a políticos, y crear un movimientos social que hable por todos los trabajadores.

Las demandas que los conserjes del SEIU de Houston están poniendo enfrente son extremadamente modestas. Sin embargo, sus acciones y organización está creciendo más atrevida. Ellos ya están proveyendo un ejemplo de grandes forcejeos por justicia económica en el futuro cercano.

Para más información y como apoyar la huelga vaya a http://www.seiu1.org/

Tags: , ,

Mark Vorpahl is a unionist and anti-war activist and writer for Workers Action. He may be reached at portland@workerscompass.org